¿Deseo, amor o amistad? 8 tipos de caricias delatoras

En las relaciones de pareja es bueno conocer las intenciones de las caricias. Algunas más obvias que otras, te dejamos algunos de sus tipos para que sepas en qué piensa tu pareja o amigo:

Con la mirada: De entre todas las caricias que una persona puede dar, las caricias que denotan una mirada profunda y enamorada dice sin duda una poesía maravillosa. Perderse en la mirada de unos ojos amantes es una confirmación eterna de compromiso y lealtad.

Caricias en el regazo: Sin duda este tipo de caricias implican una fuerte necesidad de intimidad contenida.

Caricias en los labios: Es una fuerte demanda apasionada, indica que la intimidad es lo más importante para esa persona.

Caricias en el cabello: Indica un amor tierno y sincero, si los dedos juguetean con mechones de cabello a manera de peinar. Si al revés, te tirará del pelo disimuladamente podría tratarse de algún tipo de resentimiento oculto que tiene por algo.

Fuente: Publimetro
Caricias en las manos: Te está pidiendo solidaridad, complicidad, necesidad de ser entendido.

Caricias en el rostro: Si te abraza la cara con una mano mientras te besa, indica que el amor es un sentimiento profundo y limpio. Si los labios besan y las manos se vuelven inexpresivas muy probablemente su mente está muy lejos de ti.

Caricias en el cuello: Es una manera suave de invitar a la pareja a relajarse y disfrutar de una intimidad más intensa. Por lo general el cuello es una zona erógena de alto impacto, los latidos del corazón se hacen eco y el nerviosismo de quien recibe la caricia se hace más evidente. Aunque es un tipo de caricia que parece inocente, oculta un profundo contenido erótico.

Caricias en los muslos o el trasero: Si se dan en público es una evidente demostración que busca marcar territorio. En la intimidad en cambio representan parte de la comunicación afectiva madura en la pareja.
 

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.