Sobre la lucha libre

Crecí viendo la lucha libre, primero por televisión y en cuanto tuve edad en la misma arena. Tengo mi máscara de Blue Demon, mi ídolo infantil por encima del Santo, siempre preferí al primero sin dejar de reconocer al segundo.


Entiendo que es un espectáculo coreografiado en la mayoría de los casos, eso no quita el peligro latente y la necesidad de tener una condición atlética increíble. La lucha libre mexicana es la más espectacular del mundo, si nuestros luchadores tuvieran la estatura de los luchadores gringos serían estrellas mundiales, aun así alguno de ellos lo son.


Es muy lamentable lo que le ha pasado al Hijo del Perro Aguayo pero sobre todo la carga moral del Rey Misterio, ambos conocían los riesgos y la falta de cuidados médicos existentes o inexistentes mientras dura el espectáculo.


Solo puedo concluir que a sido una gran tragedia debido principalmente a que se conoce que es un espectáculo, pues con uno solo de los golpes que simulan bastaría para lastimar seriamente al contrincante, debido a esa situación nadie deparó en el luchador que estaba realmente herido de muerte. No tengo una solución, pero sugiero una palabra clave o contraseña para que el luchador que simula dolor haga ver a las asistencias que está actuando y que esto sea desconocido para el público a manera de evitar otra tragedia.


Descanse en paz Hijo del Perro Aguayo.

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.