El reino de este mundo

Un viejo ermitaño fue invitado cierta vez a visitar la corte del rey más poderoso de todo el día.

"Envidio a un hombre santo, que se contenta con tan poco", comentó el soberano.

"Yo envidio a Vuestra Majestad, que se contenta con menos que yo
tengo la música de las esferas celestes,
tengo los ríos y las montañas del mundo entero,
tengo la luna y el sol, porque tengo a Dios en mi alma.
Su Majestad, sin embargo, sólo tiene este reino."

Paulo Coelho

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.