La última oportunidad para la ley

El 1 de septiembre de 1910, una comisión de maderistas, que aún quedaban libres luego de la persecución que el gobierno había desatado en su contra, presentaron al Congreso un memorial con el cual pedían la anulación de las elecciones presidenciales realizadas en junio anterior y que le habían dado el triunfo a Porfirio Díaz. Federico González Garza, uno de los autores del documento, señaló que era “un último y desesperado esfuerzo usando de medios pacíficos, para que sus enemigos, especialmente el General Díaz, volvieran a la realidad y a la razón”. Por su parte, Juan Sánchez Azcona, otro maderista, afirmó que el agotamiento “hasta el extremo de todos los recursos legales” dejaba al pueblo sólo dos caminos: “el de la sumisa resignación o el de la gallarda rebeldía. El Congreso, porfirista por completo, como era de esperarse desechó la solicitud de los maderistas el 27 de septiembre de 1910. Casi dos meses después, estalló la revolución mexicana.

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.