MURPHYOLOGÍA MÉDICA

SEIS PRINCIPIOS PARA LOS PACIENTES

1. Sólo porque el médico sepa el nombre de su enfermedad, no significa que sepa lo que es.
2. Cuanto más viejas y aburridas sean las revistas de la sala de espera, más tiempo tendrá que aguardar a que le reciban.
3. Sólo los adultos tienen problemas con las botellas a prueba de niños.
4. Nunca quedan bastantes pastillas para el último día de tratamiento.
5. Las pastillas que hay que tomar en las comidas son las más asquerosas.
Corolario
Hasta el agua sabe mal cuando se toma por prescripción facultativa.
6. Si parece que sus padecimientos están mejorando, lo más probable es que su médico esté poniéndose enfermo.

COMENTARIO DE LORD COHEN

La viabilidad de una operación no es el mejor indicativo de sus resultados.

LEYES DE TELESCO SOBRE LA ENFERMERÍA

1. Todas las intravenosas están al otro extremo del pasillo.
2. La capacidad de un médico es inversamente proporcional a su tiempo disponible.
3. Existen dos tipos de esparadrapo: el que no se pega y el que no puede despegarse.
4. Todo el mundo quiere al mismo tiempo una inyección calmante.
5. Todos los que no quieren una inyección calmante cuando usted las ofreció, la quieren cuando pasa las pastillas para dormir.

LEY DE BARACH

Un alcohólico es aquel que bebe más que su médico.

ADVERTENCIA DE MATZ

Tenga cuidado con el médico que es muy hábil para salir de dificultades.

LEY DE SILVER SOBRE LOS MÉDICOS

Nunca cicatriza bien.

REGLA DE MATZ SOBRE LAS MEDICINAS

Una medicina es una sustancia que, cuando se inyecta a una rata, produce un informe científico.

AFORISMO DE COCHRANE

Antes de hacerse un análisis, decida que es lo que hará si sale:
positivo.
negativo.
Si las dos respuestas son iguales, no se lo haga.

LEY DE EDD SOBRE LA RADIOLOGÍA

Cuanto más fría esté la placa de las radiografías, más se la pegarán al cuerpo.

PRECEPTO DE BERNSTEIN

La flor nacional de los radiólogos es la evasiva.

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.