Consumo de cafeína y glucosa mejoran eficiencia cerebral

imagePara mejorar la atención sostenida y la memoria de trabajo la ingesta de estas dos sustancias debe ser combinada y en determinadas cantidades.

La ingesta combinada y de determinadas cantidades de cafeína y glucosa puede mejorar la atención sostenida y la memoria de trabajo, al aumentar la eficiencia de las áreas cerebrales que sustentan estas dos funciones.

Estas dos capacidades son básicas en la mayoría de tareas cognitivas que hacemos a diario. En la investigación Glucose and caffeine effects on sustained attention: an exploratory fMRI study, elaborado por Josep M. Serra-Grabulosa, profesor de la Universidad de Barcelona, se analizó la activación cerebral relacionada con las dos funciones antes mencionadas.

DATOS DUROS

En el estudio participaron 40 voluntarios sanos, a los que se suministró una solución acuosa, de cuatro formas diferentes:

*Placebo (solo agua);
* Solución con 75 g de glucosa;
*Solución con 75 mg de cafeína y;
*Solución con 75 g de glucosa junto con 75 mg de cafeína.

Se utilizó la imagen por resonancia magnética cerebral funcional (IRMf) para el análisis de la activación cerebral. Esta técnica permite la visualización del funcionamiento cerebral de forma no invasiva.

RESULTADO

Los voluntarios que tomaron la combinación de cafeína y glucosa necesitaban una menor activación cerebral de las áreas responsables de la atención y de la memoria de trabajo, para obtener el mismo rendimiento que los otros participantes.

“La Universidad de Barcelona sugiere que el cerebro puede ser más eficiente bajo los efectos de la cafeína y la glucosa tomadas simultáneamente, necesitando menos recursos para obtener el mismo rendimiento que los sujetos que tomaron placebo o cafeína y glucosa por separado”.

EFECTO ESTIMULANTE DE LA CAFEÍNA

Por su parte los investigadores T. Roehrs y T. Roth han señalado en su estudio Caffeine: sleep and daytime sleepiness que la cafeína es un estimulante de uso común que tarda aproximadamente 30 minutos en alcanzar unos niveles plasmáticos máximos.

Una cantidad de cafeína equivalente a dos tazas de café, en lugar de mejorar el rendimiento cognitivo, puede restaurarlo rebajando la somnolencia, si bien, un consumo diario elevado de esta sustancia puede reducir su eficacia, señalan expertos de la National Sleep Foundation de Estados Unidos.

Otras dos investigaciones publicadas en la revista científica Sleep, afirman que la combinación de una siesta de 2,5 horas antes de un turno de noche, junto al consumo de cafeína al inicio de dicho turno, tiene efectos positivos en el estado de alerta.

Una taza de 250 ml de café contiene aproximadamente 96 mg de cafeína, mientras que 250 ml de refresco de cola contienen aproximadamente 25 mg de esta sustancia.

Fuente: http://bit.ly/kly1A3

0 comentarios:

Advertencia:

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.